Bad Dudes VS Dragon Ninja [retroanálisis]

bad-dudes

A la hora de recordar títulos míticos del genero beat’ em up (conocidos también como brawlers o juegos “Yo contra el barrio”) ya sea en consolas domésticas o en arcades de recreativos, siempre hay dos nombres que salen a relucir. Uno es sin duda el legendario Final Fight, de la no menos legendaria compañía Capcom. Una recreativa con solera que gracias a su calidad se vio portada a sistemas como SNES. El otro, lo encontramos en la competencia directa de la consola de 16 bits de Nintendo, la querida SEGA Mega Drive, y es una saga de videojuegos amada por todos: Street of Rage. Formidable franquicia que nos cautivó a muchos chavalines en su día y que hoy día sigue presente en la memoria de los aficionados al género de los mamporros.

Pero, ¿qué otros juegos similares recordáis vosotros con cariño? Personalmente, aparte de “Vendetta” (maravilloso), “Captain Commando” (inconmensurable), “Cadillacs & Dinosaurs” (imprescindible) y el extravagante pero con encanto “Mutation Nation” de Neo Geo, guardo un rincón muy especial en mi corazoncito de gamer (vaya cursilada acabo de soltar) para el único e irrepetible “Bad Dudes VS Dragon Ninja” (1988) de Data East. ¡La de monedas de 25 pesetas que pude haber echado a esta endiablada máquina, pardiez! Recuerdo que en un bar cercano a casa de mis abuelos, en una esquina apartada de la barra, tenían este alucinante arcade. Era maravilloso y muy adictivo, la verdad.

Sigue leyendo

Anuncios

The Ninja Kids, marionetas repartiendo tollinas [Análisis]

ready-to-fight
Los maravillosos años noventa. Si hay una década fundamental en el mundo de los salones recreativos, sin duda es esta. La recuerdo con mucha nostalgia porque el género de los beat’ em up alcanzó su cenit en ella. Unos benditos años en los cuales todos los arcades del mundo estaban repletos de personajes carismáticos como las Tortugas Ninja o la familia Simpson.

Era bastante frecuente encontrar juegos del género para 4 o 6 jugadores protagonizados por heróicos y divertidos seres, a menudo expertos en letales armas o maestros de las artes ninja, que usaban sus habilidades para derrotar a villanos que pretendían dominar el mundo.

Para añadir un cuarteto más de luchadores digitales contra el mal, la legendaria compañía Taito llevó a los añorados salones recreativos de todo el planeta un divertido juego llamado The Ninja Kids. Dentro del género de los beat ‘em up, nunca antes unas marionetas maestras del ninjutsu habían dado tanto juego.

En 1990, los ninjas de Taito se ganaron la simpatía de muchos jugones con una propuesta simple pero efectiva: cuatro ninjas ataviados con trajes de diferentes colores y armas, se enfrentaban al mismísimo señor del mal y sus esbirros.

the-ninja-kids

El maestro de los pequeños ninjas con aspecto de marioneta les enviaba a pelear con hordas de hombres-lobo, espectros, adoradores del diablo y otros extraños seres, atravesando diferentes escenarios mientras iban liberando a los ciudadanos capturados. Los elementos clásicos de otros juegos de compañías como Capcom o Konami estaban presentes aquí: la barra de vida, los cambios de color de los enemigos al ser golpeados, los objetos para recolectar, poderes especiales y, sobre todo, mucho humor y un diseño de personajes realmente fantástico.

Su mecánica de juego (muy extendida en esos años) junto a la diversión que proporcionaba y unos simpáticos gráficos llenos de colorido y humor, consiguieron que la máquina obtuviese el beneplácito de los habituales de estos antros de ocio electrónico. Vamos a hablar ahora de algunos elementos claves de este The Ninja Kids de la mítica Taito.

Los niveles

The Ninja Kids posee siete fases con diferentes escenarios, entre los que destacan la clásica urbe (con elementos destruibles como señales de tráfico, buzones de correos, etc.), bares, edificios, un cementerio y solares de construcción entre otros.

Apartado técnico

Divertidas animaciones y efectivos sprites (que no pasan inadvertidos y además molan mucho) es lo que te vas a encontrar en este título. Mucho colorido y escenarios y situaciones que casi parecen un homenaje a otros arcades coetáneos. En cuanto a la música, estaba realizada para cumplir su función sin destacar demasiado. No era nada destacable pero sí muy correcta, como los efectos de sonido.

Los protagonistas

En nuestra lucha contra el mal, podíamos elegir entre cuatro personajes de aspecto similar pero con ligeras variaciones. Marionetas ninjas que recordaban un poco a las famosas creaciones del genial Jim Henson y que podíamos distinguir por las distintas armas que usaban, sus particulares poderes y por los colores de su traje; como podéis apreciar en este folleto promocional de la época en el que no falta la socarrona frase con irónicas referencias a otros juegos del género.

 flyer_ninjakids

Además de su control sobre el arte del ninja y el dominio de un arma concreta, nuestros héroes dominaban cada uno un poder de la naturaleza. Si pulsabas los dos botones (salto y patada) a la vez, invocábamos el llamado “Ninja Power”. Hanzo, el ninja azul, poseía el poder del agua. Sasuke, el ninja amarillo, el del viento. Akame, el ninja rojo (y experto en shurikens) tenía el poder del fuego. Y por último, Genta (el ninja ataviado de verde) era dueño del poder de la tierra.

El uso de este poder especial era limitado, obviamente, y debíamos elegir bien cuando usarlo para no desperdiciarlo en mitad de un combate trivial. Lo ideal era conservarlo para esos enemigos más complicados que nos daban algunos quebraderos de cabeza.

Los seguidores de Satán

Los enemigos eran de lo más extraño que te podías echar a la cara. Además de los clásicos pardillos de barrio, en nuestra particular odisea demoníaca nos encontrábamos con estrafalarios personajes (a cada cual más extraño) con los que debíamos enfrentarnos. Entre los más raros, recuerdo que estaban “playboys musculosos con gafas de sol”, gordos mafiosos que se hinchaban cual balón de playa o encapuchados con antorchas que daban pavor por su similitud con el KKK. Y para terroríficos, los jefes de nivel. Todo un derroche de imaginación de los que ya no se ven con frecuencia en el mundo del videojuego (mención especial para el final boss del juego, el mismísimo Satanás).

Conclusiones

No sabría decir exactamente por qué le tengo tanto cariño a esta recreativa, sinceramente. Podría decir que la nostalgia y los momento vividos en ella no tienen precio. Bueno, sí, pero no recuerdo la cantidad de monedas que pude arrojar dentro de esta gran recreativa. Decir que el juego está disponible en la primera entrega del recopilatorio Taito Legends (PlayStation 2, Xbox Original) y (como no) en su versión arcade para Mame32 listo para ser disfrutado en cualquier ordenador. A día de hoy, el juego se disfruta muchísimo y casi no ha perdido frescura. Además, recordad que son Marionetas Ninjas contra secuaces de Satanás… ¿Qué más se puede pedir?

Brawl Brothers, de Super Nintendo, disponible en la consola virtual de Wii U

Brawl-Brothers-2

Cargado de todos los clichés que tanto nos gustan a los amantes de los juegos de peleas noventeros, llega a la consola virtual de Wii U, Brawl Brothers de Jaleco. Este beat’ em up de Super Nintendo vio la luz en 1993 y aterriza ahora en la actual plataforma de Nintendo para deleite de los amantes de los mamporros y los muslos de pollo que recargan las barras de vida. Conocido en Japón como “Rashing Beat Run” es nada más y nada menos que la secuela de Rival Turf!.

Sigue leyendo

Grandes Recreativas (IX): The Punisher

si-eres-culpable-estas-muerto
“Si eres culpable, estás muerto”

The Punisher (más conocido como “El castigador” por estos lares) siempre ha sido uno de mis personajes favoritos del mundo del cómic. Curiosamente, comenzó su carrera como enemigo de Spiderman pero ha acabado por convertirse en uno de los héroes más populares del universo Marvel. Con todas los productos y mercadotecnia que hay alrededor del famoso “Castigador” de la Casa de Las Ideas, no podía faltar su incursión en el mundo del videojuego. En mi opinión, ninguno de los otro juegos que existen sobre este personaje han podido superar al arcade que lanzó Capcom en 1993 y que pudimos disfrutar en los salones recreativos de medio mundo.

La compañía nipona nos trajo un juego de esos que tan bien se les daba hacer por aquel entonces, un beat’ em up en la línea de otros de sus grandes títulos como “Cadillacs & Dinosaurs” o “Captain Commando” que tenía modo para dos jugadores ( el segundo jugador manejaba a Nick Furia) y que contaba con todos los elementos típicos del género.

Sigue leyendo

Two Crude Dudes: Los chicos malos reparten mamporros en Mega Drive

two-dudes-crudos

Lo reconozco, siento debilidad por los juegos en los que uno o dos tipos se lían a mamporros contra todo energúmeno o bichejo viviente que les sale al paso. Uno de mis arcades favoritos es Two Crude Dudes. La recreativa salió en 1990 y contaba con todos los ingredientes necesarios para que rápidamente se convirtiese en objeto de deseo para los aficionados a éste tipo de juegos. En 1991, todos los aficionados al juego que poseían una Mega Drive (conocida como SEGA Genesis en casi todo el continente americano) se congratularon de que Data East sacara una conversión bastante digna de su juego.

Conocido en tierras niponas como “Crude Buster“, el argumento del juego nos lleva hasta el año 2010 (si, lo sé) donde una explosión ha destrozado gran parte de la ciudad de Nueva York, sin que se sepa quién (o qué) ha sido el causante de dicha debacle que ha sumergido a la ciudad en un violento caos. 20 años después de la explosión, NY está bajo el control de una poderosa organización criminal llamada “Big Valley” que posee armas avanzadas y a la que no interesa que se restablezca el orden en la ciudad.

Sigue leyendo

Vendetta, tollinas arcade de calidad

vendetta
O lo que es lo mismo, la genial segunda parte de la franquicia Crime Fighters, más conocida como ‘Vendetta‘ por estos lares. Una recreativa absolutamente genial y uno de mis juegos favoritos de todos los tiempos. Recuerdo cuando era pequeño y cada fin de semana iba a gastar monedas de 25 pesetas como un poseso a la bolera de mi ciudad natal (dado que era uno de los pocos sitios donde tenían la máquina) y me pasaba horas allí, lidiando con la fauna local hasta que se me hacía de noche y tenía que volver a casa en bus. Recuerdos impagables que vuelven a mi mente cada vez que uso el Mame 32 para disfrutar de un rato de tollinas de calidad. De esas que, por desgracia, ya no se encuentran en los videojuegos actuales.

Este beat ‘ em up de Konami era un auténtico vicio, así que ya iba siendo de que le dedicara un hueco en esta sección. Reconozco que, a pesar de que es un arcade espectacular, no llega a la excelencia del grandioso Final Fight y queda un poco por debajo del no menos mítico Streets of Rage en lo que a carisma se refiere pero no cabe duda de que es un clásico imprescindible del género que nadie debería perderse.

Sigue leyendo

Los Simpsons de Konami, el arcade que nos enamoró en los noventa

El-arcade-de-Los-Simpsons

Muchos de nosotros guardamos grandes recuerdos de momentos impagables vividos en unos antros de vicio y diversión llamados salones recreativos. A principios de los noventa, los salones recreativos estaban en su máximo apogeo. En la actualidad, muy pocos son los salones recreativos que aún perduran en nuestra querida piel de toro y las máquinas que allí aguantan estoicas el paso del tiempo, están en serio peligro de extinción. Atrás quedaron los buenos tiempos en los que pasábamos horas y horas aporreando los botones y gastando monedas.

Y qué mejor tema para hoy, que el gran juego arcade basado en los amarillentos y televisivos personajes nacidos de la mente de Matt Groening. Un arcade que nos devolverá a aquella época de recreativas maravillosas que nos hicieron disfrutar tantísimo con grandes momentos que, para muchos de nosotros, están grabados a fuego en la retina. Así que, aprovechando que recientemente se ha reeditado en XBLA y PlayStation Network, vamos con una recreativa de lujo: Los Simpsons Arcade Game.

Sigue leyendo

Street Gangs: Mamporros en 8 bits

street-gangs

Hoy voy a hablaros un poquito de Street Gangs, uno de los mejores beat ‘em up que tuvo jamás la consola de 8 bits de Nintendo. En el año 1990, la compañía American Technos lanzó un juego para el sistema de entretenimiento de 8-bits de Nintendo llamado River City Ransom, un street brawler de corte clásico, en la onda de otros grandes títulos del género que en el viejo continente cambió su nombre por el de Street Gangs. El juego, pertenecía a la serie Kunio-Kun y sus titulos anteriores son Renegade (un clásico inmortal de nuestro mundillo) y Super Dodge Ball para Neo Geo en 1996.

El título se llamó “Downtown Nekketsu Monogatari” en Japón, donde pronto se hizo muy popular en la consola de Nintendo (más conocida como Famicom por aquellos lares) y su fama creció como la espuma en tierras niponas. Pero más allá de las fronteras del país del sol naciente, el juego tardó bastante tiempo en conseguir notoriedad.

Sigue leyendo