Gargoyle’s Quest, una joya de bolsillo

gargoyles-quest

Ya estaba tardando en hablaros del que posiblemente sea el mejor juego de todo el catálogo de la mítica portátil de Nintendo. Y lo digo así, sin paños calientes ni medias tintas. Gargoyle’s Quest (Capcom, 1999) es mi juego favorito de Game Boy y lo es por muchas razones. Obviamente, es un juego que posee una enorme calidad a nivel técnico y que, además, atesora en su interior muchas horas de diversión gracias a esa mezcla de RPG con plataformas mezclada de un modo muy inteligente.

Un título que, si bien no gozó de la popularidad de otros colosos como Super Mario Land, Kirby’s Dreamland o Tetris (sin ir más lejos) nos proporcionó a muchos cantidades ingentes de diversión en su día (y aún hoy, por supuesto). No tuvo mucha publicidad realmente pero de algún consiguió calar hondo entre los poseedores de la consola y con el paso del tiempo se ha convertido en uno de los platos fuertes del catálogo de Game Boy y para mí es el juego que no puede faltar en toda buena colección que se precie.

Sigue leyendo

Anuncios

Back from the sewers, regreso a Game Boy

Teenage-Mutant-Ninja-Turtles-II-Back-from-the-sewers

Como os conté hace ya algún tiempo en estas mismas páginas, las cuatro tortugas mutantes protagonizaron un juegazo para Game Boy que no dejó indiferente a ningún poseedor de la legendaria portátil de 8 bits.

Unos años después, en 1991 y de la mano de la mítica compañía Konami (quien la ha visto y quien la ve), llegó a Japón y territorios norteamericanos la continuación de aquel mítico título. Un cartucho que marcaba el retorno de los simpáticos quelonios a la consola portátil de todos los tiempos.

Hoy, vuelven las Tortugas Ninja a Gamikia con el estupendo título “Back from the sewers“… Cowabunga!

MEJORANDO LO PRESENTE

En efecto: Teenage Mutant Ninja Turtles II: Back from the sewers (vaya nombre más largo, por cierto), mejoraba en todo lo anteriormente visto en el primer juego para Game Boy basado en las populares Tortugas Ninja. Europa tuvimos que esperar un año antes de poder recibir en nuestras consolas este juego a uno de los títulos más divertidos y completos que podemos encontrar en el catálogo de la portátil de Nintendo.

En aquellos años muchos eran verdaderos fans de estos personajes de cómic popularizados gracias a la serie animada de TV de modo que, como

solía ser habitual, las compañías creaban videojuegos basados en estas licencias que en la mayoría de las ocasiones contenían una mezcla de plataformas y “yo contra el barrio” que funcionaban muy bien entre los usuarios de las consolas.

elige-tu-tortuga-favorita-y-al-turrc3b3n“Elige a tu Tortuga Ninja favorita y al turrón”

En esta ocasión, la historia volvió a repetirse y manejando a una de las cuatro tortugas, una vez más tendríamos que ascender de las alcantarillas para luchar de nuevo contra el Clan del Pie de nuestro archienemigo Shredder y rescatar a Abril. Esta vez, el villano se hacía acompañar de algunos mutantes creados por el malvado Kang que de ningún modo iban a ponernos las cosas fáciles para completar las seis fases que conformaban el juego.

Como digo, el juego era un beat ‘em up plataformero en 2D con desplazamiento en scroll lateral y con unos sprites mucho mejores que los de la primera entrega y una música igual de buena. Eso sí, la historia era prácticamente igual y el juego no aportaba nada nuevo en este sentido.

nuestros-enemigos-son-viejos-conocidos-de-la-serie

A nivel gráfico, pues también se apreciaba un salto de calidad importante en “Back from the sewers” respecto al anterior episodio de la… ¿trilogía? Ya hablaremos de esto más adelante, llegado el momento. Unas tortugas mejor diseñadas, con sprites de mayor tamaño y personajes mejor definidos (los enemigos finales eran una gozada) lograban que el juego entrara por los ojos desde el primer momento. El componente “cartoon” estaba más presente que nunca ahora y Konami hizo un gran trabajo en este sentido, sólo superado años después en la tercera parte.

El arma característica de cada tortuga era el elemento diferenciador de éstas. Raphael y Michaelangello tenían armas de un alcance más corto, en contraposición a Leonardo y Donatello que parecían ser una mejor elección dado que, en multitud de ocasiones, los enemigos venían tanto por la derecha como por la izquierda y ltanto la espada como la vara de estos últimos nos daba cierta ventaja.

La curva de dificultad también se mejoró en esta ocasión pero a pesar de todo no era un juego especialmente complicado. Con algo de empeño y tesón, Shredder y Kang acabarían mordiendo el polvo. Os dejo un vídeo en el que se aprecia muy bien tanto la calidad gráfica como las voces digitalizadas (fue de los primeros títulos en incorporarlas) y las pegadizas melodías de este, al menos en mi opinión, fenomenal juego.

Para cerrar este artículo sobre “Back from the sewers“, simplemente comentaros que, como he mencionado un poco más arriba, tiempo después vio la luz una entrega más para la portátil que cerraría la trilogía basada en las Tortugas Ninja y que, como no podía ser de otro manera, tendrá su particular huequito en la web muy pronto. No sé vosotros pero a mí, de pronto, me han dado unas ganas locas de encender la Game Boy y machacar a los esbirros del “Despedazador” (como se le conoció por estos lares) y gastar pilas a mansalva.

Kid Tripp para iOS, imitando a los clásicos

kid-tripp
Los juegos para móviles son los grandes triunfadores del verano por muchas razones, como bien sabréis ya muchos de vosotros a estas alturas. Diversidad de títulos, precios económicos y propuestas interesantes entre otras grandes virtudes, sumado al hecho de que hoy día raro es el que no lleva consigo una Tablet o Smartphone a todas partes, hacen que inevitablemente, acabes jugando a multitud de juegos en dispositivos táctiles que logran acabar con esos momentos de tedio estival en los que la ciudad parece estar muerta o simplemente pasar un rato divertido mientras esperas tumbado en una hamaca que llegue la hora de la comida.

En uno de esos momentos de ocio veraniego, me topé con este Kid Tripp para dispositivos con sistema operativo iOS. Un juego indie desarrollado por los norteamericanos NotDoneYetGames y que me ha llamado la atención por varias razones. Kid Tripp es un endless running game, enmarcado en el género de las plataformas. Sin duda, lo primero que destaca es un excelente diseño pixel art que copia recuerda a clásicos de los 8 bits como Mario o Wonder Boy (del cual os hablé hace bien poco en su versión para Game Gear).

Sigue leyendo

Mutant Mudds, plataformas pixeladas en 3DS

mutant_mudds
A menudo, el “retroamor” (si se me permite la expresión) es usado como reclamo para atraer a cierto sector del público gamer y luego pasa lo que pasa: solo unas pocas obras daban la talla y los títulos que alcanzan el mínimo de calidad exigido brillan por su ausencia. Pues bien, resulta que Mutant Mudds se encuentra dentro de ese grupo de juegos que, apelando a nuestro cariño por los píxeles como puños, no solo consigue el aprobado con buena nota sino que puede que incluso (si te descuidas) acabe siendo uno de tus juegos favoritos del catálogo de la portátil de Nintendo.

Y es que Mutant Mudds es uno de esos juegos por los que al principio no apuestas nada pero que acaba enganchando cosa mala. Todo lo que gira a este entretenido juego desarrollado y editado por la gente de Renegade Kid, destila esencia “ochobitera” por los cuatro costados. La trama es (como suele habitual en un juego de estas características) simple y efectiva, sin dar lugar a complejidades y sobre todo muy simpática. Resulta que la tierra ha sido invadida por mutantes de barro que están sembrando el caos por doquier. Nuestro héroe es un niño rubio y con gafas enormes llamado Max que, tras contemplar por la televisión de su abuelo la invasión de los alienígenas, decide hacerles frente con la ayuda de su mochila propulsora y su pistola de agua.

Sigue leyendo

Street Gangs: Mamporros en 8 bits

street-gangs

Hoy voy a hablaros un poquito de Street Gangs, uno de los mejores beat ‘em up que tuvo jamás la consola de 8 bits de Nintendo. En el año 1990, la compañía American Technos lanzó un juego para el sistema de entretenimiento de 8-bits de Nintendo llamado River City Ransom, un street brawler de corte clásico, en la onda de otros grandes títulos del género que en el viejo continente cambió su nombre por el de Street Gangs. El juego, pertenecía a la serie Kunio-Kun y sus titulos anteriores son Renegade (un clásico inmortal de nuestro mundillo) y Super Dodge Ball para Neo Geo en 1996.

El título se llamó “Downtown Nekketsu Monogatari” en Japón, donde pronto se hizo muy popular en la consola de Nintendo (más conocida como Famicom por aquellos lares) y su fama creció como la espuma en tierras niponas. Pero más allá de las fronteras del país del sol naciente, el juego tardó bastante tiempo en conseguir notoriedad.

Sigue leyendo