Wonder Boy, cuando el chico maravilla visitó la Game Gear

el-chico-maravilla-en-game-gear
Siempre es un buen momento para sacarle partido a nuestras portátiles y, sobre todo, para dar caña a las últimas novedades que hemos comprado pero… ¡Por Tutatis, dejad de jugar un poco a las consolas esas tan molonas de última generación y prestad atención a ese mamotreto de handheld device que tenéis justo al lado! Vale, de acuerdo: Es viejuno y de aspecto robusto… ¡pero extrañamente molón! Sí, es ese que está en el mueble, al lado de ese montón de juegos de distintas plataformas.

Mirándola de cerca, tendréis que reconocer que esta consola portátil tiene cierto encanto que la hace tremendamente irresistible. Es de color negro, pesa un huevo (y parte del otro), los juegos son en color, las seis pilas necesarias para jugar duran poco y, como la inmensa mayoría de vosotros ya sabéis, se llama Game Gear.

En efecto, hoy hablamos en esta sección de la legendaria consola portátil (no hagáis el chiste fácil de las pilas aún) de SEGA. O, más exactamente, de uno de los mejores (y más divertidos) títulos de su catálogo: Wonder Boy. El juego del pequeño rubiales de nombre Tom-Tom que lanza hachas de piedra y monta en monopatín también recibió su correspondiente port en esta consola. Y, todo hay que decirlo, con bastante buen resultado.

Sigue leyendo

Anuncios

Gargoyle’s Quest, una joya de bolsillo

gargoyles-quest

Ya estaba tardando en hablaros del que posiblemente sea el mejor juego de todo el catálogo de la mítica portátil de Nintendo. Y lo digo así, sin paños calientes ni medias tintas. Gargoyle’s Quest (Capcom, 1999) es mi juego favorito de Game Boy y lo es por muchas razones. Obviamente, es un juego que posee una enorme calidad a nivel técnico y que, además, atesora en su interior muchas horas de diversión gracias a esa mezcla de RPG con plataformas mezclada de un modo muy inteligente.

Un título que, si bien no gozó de la popularidad de otros colosos como Super Mario Land, Kirby’s Dreamland o Tetris (sin ir más lejos) nos proporcionó a muchos cantidades ingentes de diversión en su día (y aún hoy, por supuesto). No tuvo mucha publicidad realmente pero de algún consiguió calar hondo entre los poseedores de la consola y con el paso del tiempo se ha convertido en uno de los platos fuertes del catálogo de Game Boy y para mí es el juego que no puede faltar en toda buena colección que se precie.

Sigue leyendo

Batman: The Videogame, el murciélago que conquistó la Game Boy

Batman-Sunsoft-GB
Uno de mis mejores recuerdos de la mítica portátil de
Nintedo es ni más ni menos que “Batman: The Video Game”. A principios de los noventa, llegaba a nuestra querida Game Boy uno de los juegos más divertidos a los que pude jugar en aquella época. Distribuido y desarrollado por Sunsoft (una compañía que lleva bastante tiempo en declive ya que actualmente sólo es fuerte en Japón donde realiza juegos de rol o remakes de juegos de Nes), fue uno de los juegos a los dediqué muchas horas de ocio electrónico.

En mi humilde opinión uno de los juegos más divertidos basados en el caballero oscuro. Recuerdo como me pasaba horas y horas con mi consola portátil en esas tardes calurosas de verano. En aquella época, solíamos intercambiarnos cartuchos con mi amigos y este era uno de los que más nos gustaba. La historia, que básicamente giraba en torno a la película pero siendo “ligeramente” retocada, comienza cuando nuestro héroe es alertado por la policía de que el despiadado criminal Jack Napier ha sido visto en las inmediaciones de la Fábrica Química Axis de la ciudad de Gotham y, rápidamente, se dirigirá hacia allí para detenerlo.

Sigue leyendo

Luigi’s Mansion 2, calidad plataformera portátil en Nintendo 3DS [Análisis]

Luigis-Mansion-2

En algunas ocasiones hemos viajado al pasado en el blog para hablar de títulos viejunos para consolas portátiles como Ducktales o Kirby’s Dream Land (en Nintendo) o la genial conversión de Wonder Boy para Game Gear (la legendaria portátil de SEGA) pero hoy nos quedaremos en la época actual para hablar de la segunda parte de un fantástico juego de GameCube llamado Luigi’s Mansion, el cual vio la luz en nuestro país en la primavera de 2002.

El juego, no tardó demasiado en convertirse en un imprescindible y también, dicho sea de paso, en uno de los mejores títulos del catálogo de la 128 bits de Nintendo. Como su propio nombre indica, el primer Luigi’s Mansion estaba protagonizado por el hermanísimo de la mascota de la compañía nipona y era una aventura plataformera como pocas se recuerdan en dicha consola.

En aquella ocasión, Luigi tuvo que ponerse a cazar fantasmas ayudado por el profesor Elvin Gadd y su ristra de “cacharros imposibles” para poder liberar al orondo y bajito fontanero. Por una vez, Mario no era protagonista absoluto y su hermano se erigía entonces como el héroe salvador en la consola de Nintendo.

Sigue leyendo

Kirby’s Dream Land: cuando un héroe entrañable conquistó la Game Boy

03

Si hay un personaje de Nintendo que se ganó un hueco en el corazón de los usuarios de Game Boy en los años noventa ese es sin duda el sin par Kirby. Lo logró gracias a “Kirby’s Dreamland”, uno de los mejores juegos de plataformas que han salido de la factoría nipona para el catálogo de su pequeña gran portátil.

Este personaje de aspecto entrañable, debutaba en Game Boy en el año 1992 y pronto comenzó a ganar adeptos entre los fanáticos de la consola portátil. Desarrollado por Hal Laboratory Inc., desde el primer momento se observaba que estaba hecho para jugadores “no habituales”. La mecánica del título era muy sencilla y su casi inexistente dificultad le hacía bastante asequible para todo tipo de público.

Kirby, nuestro protagonista es una especie de “fantasmita glotón” que vive en el mundo de Dream Land, el cual está siendo vilipendiado por el Rey Dedede. Éste, ha robado las Estrellas Relucientes de Dream Land así que Kirby, se lanza a la aventura para detenerlo y recuperarlas.

Sigue leyendo

Shadow Warriors, cuando Tecmo nos encandilaba en la Game Boy

Shadow-Warriors
Hoy traigo regresa un juego que al que escribe este texto le marcó profundamente como videojugador. Tengo muchos títulos de Game Boy que se han convertido en favoritos para siempre desde la primera vez que los cartuchos entraron en la consola. Podría haber escogido Gargoyle’s Quest, Batman e incluso Castlevania The Adventure para protagonizar una nueva entrega de la sección dedicada a los pequeños tesoros de consolas portátiles pero, como ya os he hablado en alguna ocasión de ellos, hoy quiero echar la vista atrás para hablaros de un tremendo juegazo que me sigue pareciendo tan bueno hoy día como en aquella época: Shadow Warriors.

Detrás de este nombre con “tufillo” a película noventera, se esconde la adaptación de uno de los clásicos de acción del mundo del videojuego. Os hablo de la saga Ninja Gaiden, que llegó también a la portátil de 8-bits de Nintendo. De la mano de la compañía Tecmo (como no podía ser de otra manera) el letal Ryu Hayabusa desembarcaba en Game Boy en el año 1992 y nos dejaba un excelente título que, pese a su escasa duración y su casi inexistente dificultad, hizo las delicias de muchos fans de los juegos de acción durante aquellos años.

Sigue leyendo

Turrican de Game Boy [Análisis]

Turrican-Game-Boy-349x345

Ya que a partir de ahora voy a hablaros de grandes juegos que pueden ser disfrutados en cualquier lugar y en cualquier momento, es de recibo que comience esta nueva andadura en el blog desde el principio. Eso quiere decir que voy a empezar hablando de uno de los títulos para portátil que recuerdo con más cariño. Ese título es nada más y nada menos, que la versión de Turrican para Nintendo Game Boy que vio la luz a principios de los noventa de la mano de la compañía norteamericana Accolade y que fue desarrollado por The Code Monkeys. En esta ocasión estamos hablando de un título del año 1991, cuando las consolas portátiles comenzaban a despegar en ventas gracias entre otras a la conocida Game Gear de SEGA y sobre todo al sistema de entretenimiento que hoy nos ocupa, la grandiosa Game Boy.

De los muchos títulos que me marcaron de esta última plataforma, guardo un grato recuerdo de su versión de Turrican. Ya desde la caratula observamos a un héroe mitad hombre-mitad máquina, algo que nos encantaba a la chavalería de aquella época, máxime si el héroe en cuestión portaba una poderosa arma de fuego para acabar con sus enemigos. Siendo sincero, la primera vez que lo jugué me encantó y a día de hoy aún me pregunto que es lo hizo que Turrican se convirtiese en uno de mis juegos preferidos de Game Boy.
Sigue leyendo