Chiki Chiki Boys, gemelos y plataformas en Mega Drive [Análisis]

mega-twins
Quiero hablaros hoy de un juegazo de Mega Drive que en su día cautivó a propios y extraños. Un auténtico clásico de los arcades llamado “Chiki Chiki Boys” conocido en el mercado occidental como Mega Twins que deleitó al personal con miles de horas de entretenimiento plataformero. El título vio la luz en el año 1990 de la mano de la todopoderosa Capcom que, como bien sabéis, a pesar de no ser tan grandiosa como lo fue antaño se mantiene aun viva en la industria actual del videojuego como una de las más importantes y reconocidas compañías del ocio electrónico.

Tras cosechar bastante éxito en tierras niponas y Estados Unidos principalmente, la máquina recreativa dio el salto a varios sistemas entre los cuales estaba la popular consola doméstica de SEGA de 16 bits: Mega Drive (denominada Génesis en Canadá y la mayoría de países del continente americano)

Lo primero que me gustaría comentar es que quizá no sea un juego de los más conocidos por el gran público, ya que la mayoría recuerda siempre títulos como Sonic, Golden Axe o Shinobi, por nombrar sólo algunos ejemplos. La cosa es que seguro que hay muchísima gente que, al igual que el que suscribe, recuerda con cariño este juego de Mega Drive.

Dicho lo cual, paso a comentar de manera sucinta este auténtico juegazo. La conversión para la consola de SEGA vio la luz en 1993 y Capcom nos presentaba un titulo para 1-2 jugadores prácticamente idéntico a la recreativa. Como ya he comentado un poco más arriba, fuera de Japón y en algunos otros países se conoció al juego con el nombre de Mega Twins, y es que los protagonistas eran dos simpáticos hermanos gemelos que van armados con una espada pequeña y un escudo, eliminando monstruos y demás bichejos con muy mala baba, atravesando un mundo lleno de plataformas y colorista a más no poder.

2

El juego es un fantástico plataformas con scroll horizontal en el cual podremos jugar sólo o acompañado y tiene unos gráficos bastante buenos, en la línea de éste tipo de juegos. Son gráficos muy estilo dibujo animado japonés de la época, con unas animaciones muy divertidas (como cuando el personaje muere y saca la bandera blanca de rendición o se mueve a gran velocidad porque quiere escalar algún risco o pared montañosa.

Manejando a estos dos niños, teníamos que avanzar de izquierda a derecha e ir recogiendo una especie de monedas, joyas y demás abalorios o abrir cofres en los cual encontrábamos desde pociones regenerativas a mejoras para la espada y el escudo. Cómo veis, no faltan ninguno de los ingredientes clásicos de los juegos de los noventa. El sonido cumplía su cometido, en estos juegos no es demasiado importante (dicho sea de paso) y contaba los efectos especiales clásicos como la recogida de monedas o los golpes a tus enemigos.

La historia tampoco es que fuese demasiado relevante para el juego ya que el punto fuerte de éste tipo de juegos (y lo que los convierte en juegos atemporales) es su tremenda jugabilidad. Diversión garantizada incluso hoy día ya que los buenos juegos, como el vino, cuanto más envejecen, mejor saben. Además, si tu Mega Drive pasó a mejor vida, aún puedes echar unos buenos vicios a este título si posees una PlayStation 2 (o en su defecto PSP/PS Vita) ya que está incluido en el recopilatorio de clásicos de Capcom. Si no es el caso, siempre queda la opción de instalar algún emulador en tu ordenador. La cuestión es poder disfrutar hoy día de uno de los grandes juegos de plataformas de la compañía nipona.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s